Nuestro almanaque de 2016

Fair Trade USA se fundó como una organización sin fines de lucro en 1998 conforme al artículo 501(c) (3) del Código Tributario de Estados Unidos, y es la principal promotora y certificadora independiente de productos de Comercio Justo en América del Norte. Nuestra misión es facilitar el desarrollo sostenible y el empoderamiento de las comunidades promoviendo un modelo de comercio mundial más equitativo que beneficie a los productores, los trabajadores, los consumidores, la industria y la tierra.

En los últimos 18 años, Fair Trade USA ha trabajado para mejorar el acceso a los mercados, la vinculación y el impacto de los productos agrícolas y artículos manufacturados suministrados de forma responsable, con lo que ha beneficiado directamente a millones de productores, trabajadores y familias de todo el mundo, además de posicionar el sello Fair Trade Certified™ como una marca respetada y confiable para que los consumidores tomen decisiones informadas.

Queridos amigos:

En 1998, después de una década organizando cooperativas de productores en Nicaragua, volví a Estados Unidos para colaborar en el lanzamiento del sello Fair Trade Certified™. Éramos un grupo pequeño pero pujante, que trabajaba en colaboración con un puñado de valientes productores y algunas empresas productoras de café comprometidas con nuestra misión, que tenían la intención de cambiar el mundo.

Nuestro depósito de un solo ambiente reformado en Oakland (al que afectuosamente nos referimos como nuestra primera sede mundial) no era mucho, pero era el comienzo de algo grande. Teníamos una visión, y era una visión audaz. Algunos nos decían locos, porque realmente creíamos que los productores y trabajadores agrícolas de todo el mundo podían aprender a manejarse en el mercado mundial y empoderarse para salir de la pobreza. Creíamos que el comercio podía ser un importante motor de cambio, al generar un "valor compartido" y una mejor vida para las familias agrícolas. Imaginábamos a los consumidores dándose cuenta del poder que tienen para elegir un mundo mejor a través de las compras que hacen día a día. En pocas palabras, teníamos fe en que el movimiento de Comercio Justo sería parte de un cambio mucho mayor hacia un capitalismo consciente.

Actualmente, el Comercio Justo ha crecido hasta convertirse en un destacado modelo de producción, comercio y consumo sostenible basado en el mercado, y se aproxima a un punto de inflexión. Se estima que, en 2016, las ventas de productos con la certificación Fair Trade Certified™ en Estados Unidos alcanzaron los 6000 millones de dólares. Más de 1200 marcas y tiendas minoristas importantes venden productos de Comercio Justo. El conocimiento del consumidor sobre nuestro sello aumentó al 67 %. Lo más importante es que hemos generado un impacto acumulado de 441 millones de dólares en ingresos adicionales para productores y trabajadores de más de 70 países. Esto significa que cada dólar que invertimos en crear el mercado de Comercio Justo ha tenido un efecto de 4 dólares para las trabajadoras familias que atendemos. Esta "rentabilidad social de la inversión" es verdaderamente inédita.

El éxito que han tenido algunos productos básicos como el café ha atraído a visionarios de otros sectores. Juntos estamos innovando el modelo de Comercio Justo para llevar sus repercusiones a nuevas comunidades. Algunos puntos destacados:

 

Establecimientos agrícolas en Estados Unidos

En 2016 certificamos el primer establecimiento agrícola en Estados Unidos. Este hito es la continuación de nuestras exitosas alianzas relativas a frutas y verduras frescas con importantes comerciantes minoristas como Whole Foods y Costco en América Latina, que han mejorado las condiciones de vida y trabajo de miles de familias de trabajadores agrícolas migrantes.

 

Pesquerías

Nuestra iniciativa relacionada con las pesquerías, lanzada en colaboración con Albertsons Companies, crece rápidamente. Ahora certificamos pescadores de atún, camarones y ostiones en cuatro países, garantizando la aplicación de mejores prácticas laborales y medidas de administración ambiental.

 

Ropa y artículos para el hogar

Gracias al apoyo de marcas visionarias como Patagonia, West Elm, PrAna y Athleta, el programa de ropa y artículos para el hogar de Comercio Justo creció un 66 % en 2016. Estas empresas precursoras están aprovechando el Comercio Justo para empoderar y captar trabajadores de fábricas de Asia y América Latina.

 

En mis viajes he apreciado el profundo impacto que tienen estas iniciativas en las familias y las comunidades. Recientemente visité un establecimiento productor de piña en Costa Rica donde, gracias a la certificación de Comercio Justo, los trabajadores reciben una prima de cinco centavos por cada piña. Estos extraordinarios trabajadores votaron para guardar sus primas durante cuatro años hasta que tuvieran fondos suficientes como para construir un centro comunitario. Su sueño es ahora una realidad: el nuevo centro ofrece clases de alfabetización para adultos, finanzas del hogar, inglés, conocimientos informáticos y hasta mantenimiento de motocicletas. Esta historia reafirma mi convicción de que el Comercio Justo empodera: con el apoyo adecuado, los productores y trabajadores excluidos están planificando, ahorrando, invirtiendo y mejorando sus propias vidas a su manera. El Comercio Justo también nos empodera a cada uno de nosotros, los consumidores, para hacer el mundo mejor, una piña y cinco centavos a la vez.

Estamos verdaderamente agradecidos con todos los que participan en el movimiento de Comercio Justo —productores, trabajadores, empresas, consumidores, filántropos y activistas—, por colaborar para expandir el impacto del Comercio Justo. Juntos estamos escribiendo un nuevo capítulo de la era del capitalismo consciente.

 

Paul Rice, presidente y director ejecutivo

 

Consultar el Almanaque de 2016 de Fair Trade USA aquí (en inglés).

Umar Pabolia, pescador

Umar comenzó a pescar atún de aleta amarilla en 2007, pueblo de Waepure, isla de Buru, Indonesia.

Sumoti Gorh, productor de té

"Con todo el apoyo material y financiero que se brinda a nuestra comunidad de trabajadores a través de las primas de Comercio Justo, nuestro trabajo nos da un sentido de pertenencia", dice Sumoti.

Paul Rice (izquierda), presidente y director ejecutivo de Fair Trade USA con Eliover García (derecha), productor de café

Paul Rice conversa con Eliover Garcia, un trabajador agrícola en Congales Echeverri y CIA SCA, durante la cosecha de la cereza del café.