Productores de té orgánico de Comercio Justo de China invierten en la educación de los niños

Con el dinero extra que ganan gracias a la certificación de Comercio Justo, los productores de té de la provincia de Jiangxi en el sureste de China financian becas, aulas y materiales escolares para su comunidad.

En Jiangxi, en el corazón del triángulo de oro del té de China, mientras los recolectores de té trabajan durante el día, la actividad en las aulas es intensa. Esto llena de orgullo a los productores de té como He Dongzhi, quien es miembro de una asociación de productores de té orgánico de Comercio Justo que ha recibido fondos por medio de nuestra certificación para financiar becas, edificios y materiales escolares para los niños de su comunidad.

Las aulas de Jiangxi demuestran el poder que tiene comprar productos con la certificación Fair Trade Certified™ para incidir en el bienestar individual y comunitario de las personas que están detrás de una taza de té con la certificación de Comercio Justo. En esta época del año en que la reflexión y las conversaciones apuntan a la salud y el bienestar, nos detenemos en las distintas formas en las que el Comercio Justo contribuye, empezando por las colinas de color verde intenso de Jiangxi.

La Asociación de Productores de Té Orgánico de Dazhangshan, ubicada en las brumosas montañas de Wuyuan, en el triángulo de oro del té de China, mantiene desde hace 1200 años la reputación de producir un té excepcional. Además del clima húmedo, el rico suelo y las intensas lluvias que hacen que sea una tierra fértil para cultivar té, los productores han tomado la decisión de aplicar prácticas de agricultura orgánica a largo plazo que prohíben el uso de fertilizantes y plaguicidas químicos, lo que hace que la tierra sea más saludable para las plantas y los productores. Si bien las prácticas orgánicas fortalecen constantemente el suelo y los árboles de té, también es necesario un esfuerzo adicional para combatir las malezas y las plagas. Gracias a la certificación de Comercio Justo, Dazhangshan recibe una recompensa por su compromiso con las prácticas agrícolas saludables. Una manera es a través de los Fondos de Desarrollo Comunitario de Comercio Justo.

Funcionan así: cada vez que compras té u otro producto con la certificación de Comercio Justo, ayudas a dirigir más dinero a las personas que elaboraron ese producto conforme a rigurosas normas ambientales y de trabajo. Para ellos, ese dinero adicional sirve para cubrir becas, edificios y materiales escolares. Varias escuelas, incluida la secundaria Dazhangshan, han recibido apoyo financiero y material adicional de los Fondos de Desarrollo Comunitario de Comercio Justo.

"Producimos té de calidad para los consumidores de todo el mundo, y con el apoyo de Comercio Justo, esa calidad también nos beneficia a nosotros”, dijo He Dongzhi. “Mi sobrino recibió becas de ayuda para sus estudios secundarios de la asociación de productores de té. Esto no hace más que reforzar mi orgullo por estar trabajando dentro de la red de Comercio Justo y espero que nuestra colaboración continúe".

“Mi sobrino recibió becas de ayuda para sus estudios secundarios de la asociación de productores de té. Esto no hace más que reforzar mi orgullo por estar trabajando dentro de la red de Comercio Justo". He Dongzhi

A varias millas de distancia, en el vecino condado de Wuyuan, en la escuela primaria Xitou, las clases ya empezaron. Muchos de los estudiantes provienen de familias productoras de té orgánico que trabajan con Fair Trade a través de asociaciones de productores como Wuyuan Xitou y se benefician del Comercio Justo.

Jiang Fengzu, 69, fue una de las primeras personas en asociarse a la cooperativa de productores de té orgánico y comenzar a trabajar con Comercio Justo. "Estoy muy agradecida de poder producir té de calidad y ayudar a mi comunidad al mismo tiempo”, dice. “Gracias al apoyo de las primas que obtenemos con las ventas de Comercio Justo, hemos colaborado con la educación de los niños y ayudado a pagar facturas médicas, plantado árboles, capacitado a los nuevos productores, construido carreteras y hasta colocado faroles en las calles."

"Estoy muy agradecida de poder producir té de calidad y ayudar a mi comunidad al mismo tiempo”. Jiang Fengzu

Wuyuan Xitou fue una de las primeras asociaciones de productores de té de China en obtener la certificación de Comercio Justo y, desde 2005, se ha convertido en una dinámica organización de productores centrada en producir tés orgánicos de calidad. En los últimos años, los trabajadores de Wuyuan Xitou han priorizado la educación al decidir cómo usar sus Fondos de desarrollo comunitarios destinando dinero a ofrecer becas para estudios universitarios.

Un recolector de té trabajando en la plantación de Dazhangshan, Wuyuan, provincia de Jiangxi, China

Niños estudiando en la escuela secundaria Dazhangshan, una de varias instituciones que han recibido apoyo financiero y material adicional de los Fondos de Desarrollo Comunitario de Comercio Justo a través de la asociación de productores de té orgánico de Dazhangshan. Muchos de los estudiantes son hijos de productores de té.

He Dongzhi, 65, recolecta té en una plantación de té que tiene la certificación de Comercio Justo

Estudiantes de la primaria Xitou juegan cerca del muro que rodea la escuela, que se construyó con el apoyo de los Fondos de Desarrollo Comunitario de Comercio Justo. Muchos de los estudiantes de esta comunidad provienen de familias productoras de té orgánico que trabajan con Fair Trade USA.

Ayúdanos a escribir más relatos de éxitos como este. Consulta la guía de compras de salud y bienestar de Comercio Justo para ver cómo cuidarte a ti mismo puede ser una poderosa fuerza que promueva el bienestar a nivel mundial.


VER LA GUÍA