Cacao de Comercio Justo de Costa de Marfil

Cuando compras chocolate hecho con cacao con la certificación Fair Trade Certified™, estás ayudando a construir escuelas y a cavar pozos para obtener agua potable y segura.

En las aldeas con un solo pozo de agua potable, las mujeres tenían que caminar largas distancias para buscar agua y luego llevarla a casa para sus familias. En el caso de Kavokiva, una cooperativa de Comercio Justo en Costa de Marfil, África Occidental, el chocolate de Comercio Justo ayuda a proporcionar agua limpia potable a una aldea.

Los Fondos de Desarrollo Comunitario de Comercio Justo se han utilizado para instalar y reparar bombas de agua en más de 40 ubicaciones. Ahora, el agua está más limpia y las mujeres ya no tienen que cargar cubos pesados por largas distancias.

water-pumps-in-ivory-coast.jpg

Los agricultores de cacao en todo el mundo enfrentan serios obstáculos para mantener a sus familias. Los 600 agricultores que crearon la cooperativa Kavokiva viven en comunidades rurales remotas sin carreteras, sin acceso a servicios básicos de atención médica y sin un lugar para obtener agua limpia potable. El país de Costa de Marfil no se ha recuperado de años de guerra civil e inestabilidad política y el gobierno no proporciona servicios básicos como carreteras pavimentadas o educación pública.

Ante la grave pobreza, las familias no pueden cuidar a sus hijos y muchos niños terminan trabajando en plantaciones de cacao en lugar de asistir a la escuela. La certificación de Comercio Justo garantiza que los agricultores reciban un precio justo y prohíbe estrictamente el trabajo infantil y esclavo en las plantaciones de cacao de Comercio Justo.

"Somos conscientes de que el Comercio Justo es una solución única para mejorar nuestras condiciones de vida y para luchar contra el trabajo infantil abusivo. Lucharemos con la ayuda de la red de Comercio Justo para mejorar las vidas de nuestros miembros". Fulgence N'Guessan, Presidente de la Cooperativa Kavokiva

La Cooperativa Kavokiva comenzó con 600 agricultores familiares, cada uno con pequeñas parcelas de tierra. El cultivo del cacao es la principal fuente de ingresos en efectivo de cada agricultor. Frente a un gobierno ineficaz, los miembros de las cooperativas de agricultores recurren a Kavokiva para satisfacer las necesidades sociales básicas de sus familias.

Los niños de la comunidad de Kavokiva asisten a escuelas construidas con primas para el desarrollo de la comunidad de Comercio Justo. Estas escuelas han sido construidas en aldeas donde la escuela estatal está muy lejos y donde las cuotas escolares cuestan el doble que en las escuelas administradas por la cooperativa. La Cooperativa Kavokiva también usa primas de Comercio Justo para comprar suministros, como pizarrones, para estas escuelas remotas.

Busca la etiqueta de certificación Fair Trade Certified™ y disfruta de un chocolate que sabe delicioso Y que fortalece a las comunidades de todo el mundo.

Principios fundamentales de la sostenibilidad del cacao

En 1977, Costa de Marfil se convirtió en el mayor productor de cacao del mundo. Nuestra infografía explica los principales problemas de la producción de cacao en Costa de Marfil y cómo el Comercio Justo influye en los agricultores de cacao.