Descubra el mango haitiano Fair Trade Certified

En una nación paralizada por desastres naturales y mercados inestables, los mangos de comercio justo proveen esperanza para una vida estable.

De acuerdo al Banco Mundial, Haití es el país más pobre de América con un 59% de su población viviendo por debajo de la línea de la pobreza con $2,41 dólares americanos al día. El país es extremadamente vulnerable a desastres naturales y más del 90 por ciento de su población está en riesgo. El huracán Matthew golpeó al sur del país en el 2016, el cual fue el desastre más devastador desde el terremoto del 2010. Pese a que la mayoría de los haitianos cuentan con sólo un pequeño pedazo de tierra en el que siembran sus cultivos para subsistir o generar ingresos, poseen muchos árboles de mango.

De hecho, más de 100.000 haitianos poseen árboles de mango. La relación entre los agricultores y sus árboles es complicada pero llena de potencial, debido a la demanda continua por parte de compradores estadounidenses.

En el 2013, el ingreso promedio de las ventas de mango convencionales por agricultor fue de $60 por temporada. Con salarios tan bajos, los agricultores en realidad pueden ganar más a corto plazo cortando sus árboles de mango para convertirlos en carbón que vendiendo sus mangos en el mercado local, donde los salarios transparentes son nada más que un sueño.

Actualmente los agricultores de mangos están descubriendo una mejor alternativa y tomando el control de sus ingresos vendiendo sus mangos Francique bajo los términos del comercio justo.

El viaje comienza

Los mangos frescos son transportados en una mula desde el lugar de cosecha hasta la aldea, donde van a ser lavados y preparados para ser recogidos.

El trabajo es orgullo

"Los mangos son muy buenos y orgánicos. Es bueno ver que los mangos ya no se desperdician. El trabajo es orgullo, el orgullo es vida" - Bertude Benoit, izquierda

Los agricultores que han decidido cultivar y vender bajo los rigurosos estándares del comercio justo en Haití, se han organizado en más de 200 Grupos de Negocios de Fabricantes que cosechan, lavan, empacan y transportan sus mangos a Perry Exports en Port-au-Prince. Estos grupos actúan como cooperativas informales y juntos pueden recibir precios más altos por sus mangos con el sello Fair Trade Certified . También reciben $0,45 adicionales por cada caja de mangos de comercio justo, los cuales van a un Fondo de Desarrollo Comunitario controlado por los agricultores. Cada Grupo de Negocios de Fabricantes tiene un Comité de Comercio Justo que está conformado por agricultores que deciden juntos cómo gastar los fondos para mejorar sus vidas y satisfacer sus singulares necesidades individuales y colectivas, así como las necesidades de sus comunidades y el medio ambiente. Desde el 2014, los agricultores en Haití han generado un total de $177.000 en Fondos de Desarrollo Comunitario mediante el comercio justo para invertir de nuevo en sus comunidades y producción.

Hay cerca de 2.000 agricultores de mangos que actualmente están vendiendo sus mangos bajo los términos del comercio justo. Uno de ellos es Rose Marie Ostin de 46 años.

"Mi hija de 14 años se acaba de mudar a Port-au-Prince para ir a la escuela y yo he podido ayudarla con el dinero que ganó del negocio de mangos", dice ella. "Hoy estoy orgullosa porque trabajo en casa. Trabajamos en un grupo y puedo ayudar a mi familia y amigos. Sé cómo manejar mi negocio propio. Tengo un salario asegurado y mis hijos pueden recibir una educación adecuada. Me encanta tanto este trabajo que comencé un grupo que se asegura que los árboles de mangos sean plantados y cuidados. Tengo siete hijos, pero siento que soy madre de muchos en esta comunidad y me siento feliz de poder ayudar.

Mangos con el sello Fair Trade Certified

Una pila de mangos Francique verdes con el sello Fair Trade Certified que serán limpiados.

Lavando mangos

"Me encanta tanto este trabajo que comencé un grupo que se asegura que los árboles de mangos sean plantados y cuidados". - Rose Marie Ostin, izquierda, 46 años.

Algunos agricultores han usado los Fondos de Desarrollo Comunitario para construir viveros y diversificar los cosechas fuera de temporada. Algunos han instalados pozos y otros han construido carreteras para mejorar el acceso y la movilidad desde y hacia los mercados.

Además, el precio que se paga por los mangos con el sello Fair Trade Certified es significativamente más alto que el de la mayoría de las alternativas. El ingreso promedio de las ventas de los mangos con el sello Fair Trade Certified por agricultor en el 2013 fue más del doble que aquellos que vendieron su producto mediante canales que no utilizan el comercio justo. El promedio fue alrededor de $150 por mangos con el sello Fair Trade Certified comparado con $60 por mangos regulares. Esto significa un cambio real y sustentable para los agricultores y sus familias.

Madre de muchos

"Tengo siete hijos, pero siento que soy madre de muchos en esta comunidad y me siento feliz de poder ayudar". - Rose Marie Ostin

El comercio justo también crea incentivos para que los agricultores preserven sus árboles. Bajo los términos del comercio justo, cuando los agricultores entregan su cosecha al centro de recolección de su grupo, ellos pueden ganar aproximadamente $75, cinco veces más que vendiendo su cosecha a intermediarios y el doble por un árbol completo comparado a la cantidad de dinero que recibirían si cortaran el árbol y lo vendieran como carbón. Esto ha resultado en un descenso en la tasa de deforestación y un compromiso renovado a preservar el suelo y tierra de Haití.

Además de los impactos económicos y ambientales tangibles, el elemento central de empoderamiento ha contribuido significativamente en el desarrollo de comunidades de agricultores. Elementos como la toma de decisiones democráticas se han impregnando en las comunidades y ahora son practicadas para asuntos que van más allá del negocio de los mangos.

¿Cómo puedes involucrarte?

Puedes ayudar comprando y disfrutando de los mangos con el sello Fair Trade Certified. Ningún cambio ocurre de la noche a la mañana, pero con el apoyo constante de los compradores, los mangos con el sello Fair Trade Certified van a seguir sustentando el desarrollo de muchas comunidades en todo Haití.