Fondos de emergencia ayudan a los productores damnificados por la COVID-19

Una encuesta realizada recientemente por Fair Trade USA® demostró que los productores utilizan los fondos de emergencia de Fair Trade para cubrir sus necesidades más urgentes como la alimentación y el desembolso de efectivo en respuesta a la COVID-19.

Fair Trade USA realizó encuestas en 85 granjas, cooperativas, fábricas y pesquerías, en 22 países durante el mes de julio, para comprender mejor, cómo responden los productores de Fair Trade a la COVID-19.

Una encuesta realizada recientemente en 22 países demostró que los fondos de emergencia brindan alivio a los productores, a los trabajadores y pescadores del Comercio Justo damnificados por la COVID-19.

Luego de una primera encuesta realizada en abril, Fair Trade USA realizó esta segunda y más reciente encuesta a 85 fincas, cooperativas, fábricas y pesquerías en el mes de julio. Si bien los impactos fueron más leves que los que se habían anticipado al comienzo de la pandemia, las evidencias demuestran que los productores todavía enfrentan muchos desafíos operativos, especialmente una reducción de la demanda, y por consiguiente, una reducción de los ingresos. La mayoría usó su fondo de emergencia, habilitado por Fair Trade USA en el mes de marzo, para brindar una ayuda directa. Muchos se encuentran también trabajando para implementar protocolos efectivos de distanciamiento social.

Los productores todavía se encuentran luchando con la disminución en la demanda y la reducción de ingresos.

La encuesta reveló que el gran desafío operacional para los productores es la reducción de ingresos. Esto se debe a la combinación de varios factores: 

  1. Demanda reducida. El 55% de los encuestados informó una disminución en la demanda desde mediados de abril, frente a un 67% al comienzo de la pandemia. La mayoría de los encuestados también experimentan una reducción en la capacidad de producción y en la fuerza laboral. 

  1. Falta de transporte. La falta de transporte es uno de los más grandes problemas entre las cadenas de suministro y los países. Los esfuerzos para reducir la congestión del transporte público hizo que algo difícil se convierta en imposible para los productores y los trabajadores que dependen del transporte tanto para ir como para volver de sus trabajos y ganarse un sustento. Los trabajadores migrantes son particularmente vulnerables porque no poseen transporte seguro que los traslade desde y hacia sus respectivas comunidades. Mientras tanto, el debilitado transporte y la logística de la cadena de suministro, hicieron que, en algunos casos, sea imposible realizar la entrega física de la mercadería. 

 

 Debido a estas dificultades, el trabajo se redujo en muchas industrias. Los trabajadores migrantes en particular están preocupados por no poder mandar dinero a sus familias. Muchos otros trabajadores también están preocupados porque no podrán comprar alimentos.

 

Los productores utilizan los fondos de emergencia por COVID-19 como ayuda económica.

El setenta y siete por ciento de los encuestados con fondos de primas disponibles, los usaron o planean usarlos para ayudar a solventar las necesidades de sus comunidades como respuesta a la COVID-19. La mitad dijo haber utilizado estos fondos en alimentos, mientras que el 45% restante distribuyó los fondos como efectivo entre los productores y los trabajadores para que puedan invertirlo en sus necesidades domésticas, como alimentos y suministros médicos.

Un encuestado anónimo dijo que invertir los fondos de emergencia en alimentos no solamente lo ayudó a garantizar la seguridad alimentaria, sino que también, lo ayudó a proveer alimentos a sus empleados y a reducir la exposición de aquellos que antes debían salir a comprar comestibles.

"De todos los grupos que hemos entrevistado y que han invertido los fondos de emergencia, desde fincas de frutas y verduras frescas en México, fábricas de ropa en India hasta cooperativas pesqueras en Indonesia, cada uno de ellos afirmó que los fondos fueron un alivio inmediato de la pandemia, dijo Sarah Binion, Directora Sénior de Impacto, Investigación y Aprendizaje de Fair Trade USA. "Con estos nuevos descubrimientos, continuaremos trabajando para cubrir las necesidades de ingresos de los productores y vigilar de cerca los desafíos únicos en las comunidades a medida que surjan durante la pandemia.

RETRATO FAMILIAR

Pak Rino (en el centro), Bariah Rino (izquierda), y su hija de nueve meses Kaliah, posando para un retrato familiar afuera de su casa en Wonosari Village en Indonesia. Pak Rhino ha sido miembro de la cooperativa de café Permato Gayo desde 2009.

La respuesta de Fair Trade USA a la COVID-19 continúa.

Fair Trade USA apoya también a productores brindándoles información acerca de la COVID-19 y recursos para generar lugares de trabajo más seguros. En nuestra encuesta de abril descubrimos que los productores tenían dificultades para acceder a información precisa sobre la COVID-19, por ejemplo, información sobre cómo mantenerse y mantener a sus familias a salvo. En respuesta, Fair Trade USA creó videos de capacitación y otro contenido para poder brindar a los trabajadores información real y evitar la desinformación.

Un video de capacitación de código abierto y de 15 minutos de duración que cubría la información básica de prevención como la sanidad, la higiene, el distanciamiento y la salud mental se compartió mediante tabletas en fincas de frutas y verduras frescas en México. El video, que se ofreció en español y en varias lenguas indígenas, se compartió rápidamente entre las distintas fincas fuera del comercio justo.

Además de los videos, Fair Trade USA proporcionó boletines mensuales y recursos de capacitación a los productores en varios idiomas con información sobre cómo responder a la COVID-19, lo cual tuvo una respuesta positiva.

Los resultados de las encuestas indicaron que los productores están implementando estos procedimientos de seguridad. En la encuesta realizada en julio, el 95% de los productores informaron que implementaban al menos 4 o más medidas de seguridad adicionales desde mediados de abril que incluyen higiene adicional, controles de temperatura, distribución de EPP y mayor sanidad.

Fair Trade USA movilizó un equipo de trabajo de 15 empleados a través de los servicios a productores, el impacto y las comunicaciones para apoyar a los productores durante y después de la pandemia.

 

Apoya a los productores a través de la compra y la donación.

Como siempre, el sello con certificación Fair Trade sobre un producto indica que su compra envía dinero adicional para apoyar el comercio justo de las comunidades productoras y trabajadoras, dinero que ahora está siendo utilizado para ayuda de emergencia. Una donación produce un impacto a largo plazo. Mientras Fair Trade USA se moviliza para apoyar a los productores, una donación de cualquier índole a nuestro Programa de respuesta a COVID puede ayudar.

Haz un donativo hoy mismo