No esperaban que fuera una mujer

Celebrando a las mujeres poderosas en todas partes, quienes nos inspiran a liderar, levantarnos y destacarnos en nombre de la igualdad de género mediante Fair Trade.

En apoyo al Día Internacional de La Mujer el 8 de marzo, Fair Trade celebra a las mujeres en todas partes quienes personifican la misión Fair Trade como ejemplo de igualdad de género por medio de sus palabras y acciones. Hacemos referencia a tres mujeres de Fair Trade quienes comparten sus experiencias y lo que han aprendido a lo largo de un camino de valentía, inspirando a mujeres en las comunidades con las que trabajan a través de Fair Trade.

Fotografía arriba: Fair Trade Certifiedproductora de caña de azúcar y madre de cuatro hijos, Virginia Gimenez de 46 años, se apoya en un vagón en sus campos de caña de azúcar.

Celina Lima se despierta al amanecer. Eran las 6:30 a.m. En Tailandia desde donde nos llamó para ponernos al día acerca de su último fervoroso proyecto -el último siendo este imprescindible. En el último año, Celina se ha embarcado en una serie de viajes a través de Centroamérica, Tailandia y el sureste de Los Estados Unidos estudiando el impacto de Fair Trade en el sustento de los productores, y cada uno ha venido acompañado de serie de sorpresas (no puedes perderte su visita a México). En Tailandia, ella se ha sorprendido de ver mujeres dirigiendo compañías y dictando normas en sus comunidades. En Centroamérica es un escenario completamente diferente, una sociedad patriarcal predominante donde muchas de las juntas de liderazgo en las que ella ha formado parte son todas conformadas por hombres.

Cuando ella haya terminado de hablar con los artesanos y productores de Fair Trade aquí, reportará la respuesta a entrevistas y hallazgos realizados a la compañía que comercializa sus productos artesanales a Los Estados Unidos. Haciendo una conexión personal, dice, se basa en cómo arreglamos el mayor problema de la sociedad: la falta de comprensión. Celina es una estudiante de masterado en el Instituto de Estudios Internacionales Middlebury en Monterrey, y, desde su perspectiva el mundo es un gran salón de clases. Su rol en él es tanto de estudiante como maestra.

Cuando se le preguntó acerca de qué la motivaba, Celina respondió, "No quiero ser parte del estatus quo." Ella es franca al mencionar su creencia en Fair Trade como una solución a la injusticia global, y hay agudeza en sus palabras cuando indica que ella nos está hecha para perder el tiempo. Incluso, particularmente, no a las 6:30 de la mañana.

"No quiero ser parte del estatus quo."

A pesar de haber viajado tanto en el último año, se siente aún en casa donde siente su mayor llamado. En abril del 2017, Celina dirigió un grupo de estudiantes en Middlebury para ayudar a su escuela a ganar la designación Fair Trade University—la primera escuela superior en Estados Unidos en obtener dicho título. Ella está comprometida en demostrar a la gente cómo conversar acerca de cuestiones globales, asumiendo la responsabilidad del impacto del dólar y creando conciencia en otros, es la mejor manera en que todos puedan ser líderes en su propia esfera de influencias.

"Lo que es asombroso acerca de historias como la de Celina es cuán poderoso es ver a mujeres dirigiendo con autoridad situaciones tradicionalmente dominadas por varones, indica Kate Williams Directora de Impacto en Fair Trade USA. "La igualdad de las mujeres es algo con lo cual estamos trabajando en Fair Trade, muchas mujeres con las que trabajamos viven reprimidas.

Kate utiliza mucho de su tiempo en el campo realizando encuestas a los productores de Fair Trade y a menudo evidencia prejuicios de género en persona.

"No es común ver a mujeres ocupando puestos de liderazgo, y quienes lo están incluso visten de tal modo que no llamen la atención," indica "Usando blusas holgadas que escondan sus curvas o pañuelos en sus rostros... todo para evitar sobresalir. Durante mis visitas al campo para hablar con los productores de Fair Trade fue donde la realidad de la culturalmente influenciada inequidad de género se desplegó ante mis ojos; pero fue también allí donde observé a más mujeres productoras hablar su verdad conformando comités Fair Trade, alzando su voz por los derechos de sus compañeras o labrando su propia tierra".

Lea nuestra guía de compras: Productos Fair Trade que respaldan a las mujeres

 

Isabel Uriarte, una caficultora en Perú, es un gran ejemplo del poder renovador del liderazgo femenino. En Perú, productoras de café constituyen el 43% de la comunidad agrícola mundial, y aún así a menudo experimentan limitación a sus derechos y salarios injustos por su trabajo, forzándolas a mantenerse en la pobreza. Como fundadora y líder de una cooperativa, Isabel ha sido una defensora para agricultoras rurales y un motor para cambiar la preocupante realidad de muchas mujeres en Perú. Su historia, íntegramente demuestra el poder de una mujer que respalda y es respaldada por su comunidad.

Laura Keen a menudo se halla a sí misma representándose como si fuera la única mujer en la habitación. Como directora principal de la cadena de suministros en Fair Trade USA, su trabajo incluye viajar a lugares en Sur y Centroamérica y a lo largo de la Costa de Marfil, donde es sumamente inusual ser una mujer en una posición de liderazgo. Si hay alguna mujer en el lugar con ella, Laura dice que es usualmente la secretaria o quien le sirve café.

"Me siento respetada, es solo un diferente tipo de respeto," menciona sobre lo que ha experimentado en una industria tradicionalmente dominada por el género masculino. El paternalismo está profundamente arraigado en la cultura. "Existe el respeto y caballerosidad, existen 'gracias por ofrecerme agua o decirme que te gustan mis ojos'. Pero sé que no será necesariamente así de fácil dejarte oír mis pensamientos".

Cuando surge el ser escuchada, "Siento que mis mejores herramientas son también estereotípicamente femeninas, especialmente la paciencia", indica. "No reacciono actuando como lo haría un hombre. Dejaré que las personas discutan con ellas mismas y mientras lo hacen yo solo esperaré y a veces seguiré repitiendo lo mismo una y otra vez hasta que terminen. Han habido algunas reuniones en las que he sentido que no puedo opinar, donde me he tenido que levantar para tener su atención."

"No reacciono actuando como lo haría un hombre".

Cuando le preguntan qué la motiva, Laura dice, "Estoy impresionada con las destacables mujeres en las cadenas de suministro. Incluso a pesar de las restricciones estructurales y culturales en contra de las cuales se levantan son idealistas y persistentes. Si son capaces de magnificar su propio potencial en contra de esas probabilidades, entonces, ¿cuánto más podemos hacerlo sin esas barreras?"

Las barreras que impiden el progreso de las mujeres son innegables, especialmente en la industria agrícola. En Côte d'Ivoire, por tanto, las mujeres realizan casi el 70% de la fuerza de trabajo, pero solo el 3% de mujeres son propietarias de la tierra que cultivan. Muchas mujeres a menudo todavía experimentan trato desigual, discriminación y acoso. Pero juntas, podemos cambiarlo. Fair Trade empodera a las mujeres a través de oportunidades para recibir una educación, puestos de liderazgo y becas por lo que las mujeres pueden imaginar un futuro en la que ellas mismas sean sus propios jefes.

En Côte d'Ivoire, por tanto, las mujeres realizan casi el 70% de la fuerza de trabajo, pero solo el 3% de mujeres son propietarias de la tierra que cultivan.

"La certificación Fair Trade no puede cambiar normas culturales de la noche a la mañana, pero puede bloquear las barreras para hacerlo inspirando a mujeres por debajo de ellas", dice Kate Williams.

"La certificación Fair Trade no puede cambiar normas culturales de la noche a la mañana, pero puede bloquear las barreras para hacerlo inspirando a mujeres por debajo de ellas".

En este Día Internacional de la Mujer decimos gracias a las mujeres en todas partes que nos inspiran a vivir y liderar audazmente.

Celina Lima, compañera de campaña Fair Trade.

Celina (segunda desde la derecha) dice que hablar acerca de cuestiones globales es la mejor manera de que alguien pueda ser un líder en su propia esfera o influencia.

Celina (segunda desde la derecha) entre mujeres cafeteras en Guatemala

Laura Keen, directora principal de la cadena de suministros de Fair Trade USA

Laura baila con miembros de la comunidad en un pueblo en Cote d’Ivoire central.
"La mujer allí fotografiada estaba muy emocionada de poner ese balde en mi cabeza y ver si podía balancearme con él", dice Laura.

Laura de pie junto a un productor de azúcar de caña y su esposa, Doña Antonia, en Paraguay. "Ella me estaba diciendo la historia de cómo se conocieron hace 51 años", dice.

Kate Williams, directora de impacto en Fair Trade USA

Kate de gira con un pequeño productor de una hacienda de cacao certificado Fair Trade propiedad de una agricultora, una rareza en Costa de Marfil.

Kate en Cote d'Ivoire dirigiendo encuestas de impacto en una cooperativa de cacao con sus encuestadores e instructores

Empoderamiento Femenino 101

Lea más acerca de cómo Fair Trade habilita a mujeres alrededor del mundo a plantearse y alcanzar grandes sueños.