El empoderamiento económico de las mujeres en la era del comercio justo

Existe una creciente comprensión de que el empoderamiento de las mujeres tiene un efecto dominó positivo en familias, comunidades y culturas. Esto incluye el empoderamiento económico de las mujeres, lo que significa la capacidad de las mujeres para una participación igual en el Mercado y el hogar para tomar decisiones y control sobre los recursos económicos.

Poner esta idea en práctica suena un tanto simple: obtener más ingresos en manos de mujeres, y así los beneficios seguirán. Pero existen barreras y todos debemos trabajar para superarlas.

El mes pasado, nuestra directora de marketing Anna Banks habló en un panel llamado Su dinero, su Vozen la Conferencia Mundial de Washington en Seattle, explorando cómo el fortalecimiento económico de las mujeres conduce a un aumento de libertades políticas y un mejor acceso a los derechos humanos. Los puntos clave de su charla se hallan a continuación, y también puede ver una grabación completa del panel

Cuando a las mujeres se las empodera económicamente, toda la comunidad se beneficia.

Para sortear algunas de las barreras culturales que enfrentan las mujeres, Fair Trade proporciona un marco que crea oportunidades para las mujeres e incentiva la igualdad de género. ¿Cómo? A cambio de trabajar para cumplir con los rigurosos estándares sociales, económicos y medioambientales de Fair Trade, para obtener la certificación, el productor puede ganar una cantidad adicional de dinero por cada producto vendido de Fair Trade Certified™ que se destina a un Fondo de Desarrollo Comunitario controlado por los trabajadores. Con el fin de acceder a este fondo, la fuerza de trabajo debe elegir un comité que debe ser representativo de la fuerza de trabajo en términos de género y etnia. A partir de ahí, el Comité decide cómo gastar sus fondos para mejorar sus vidas y satisfacer sus necesidades sociales, económicas y medioambientales únicas. Por lo tanto, si la fuerza laboral es de 50 por ciento de mujeres, el 50 por ciento del comité también debe ser femenino, lo que significa que el 50 por ciento del comité estará formado por mujeres con poder de decisión.

Podemos ver que la influencia de las mujeres se manifiesta en los proyectos que se están llevando a cabo, específicamente inversiones como la financiación de guarderías, tiendas de comestibles subvencionadas, estufas de cocina, lavadoras y el acceso a la atención médica, que benefician la salud y el bienestar de familias y comunidades en los años venideros.

Vemos proyectos como estos creando un alivio doméstico desesperadamente necesario para las mujeres. Es bastante difícil, como mujeres trabajadoras en el "mundo desarrollado", preparar y servir los alimentos para nuestras familias después de llegar a casa del trabajo, y esto es con abundante agua corriente, electrodomésticos, cónyuges y socios que nos apoyan. Imagínense, entonces, el estrés que sería sin esas cosas para poder equilibrar la vida del trabajo y del hogar. A menudo, las demandas del hogar y del trabajo compiten por la atención de las mujeres que viven en áreas en desarrollo--y tienen que caminar muchas millas para buscar agua, cocinar y cuidar a los niños, todo mientras equilibran el trabajo de una fábrica o el de una granja—no les deja tiempo para las otras responsabilidades que vienen con la participación en liderazgo.

 

Debemos crear espacios seguros para las mujeres.

Antes de que podamos trabajar en el "empoderamiento económico"de las mujeres, a menudo nos encontramos en ambientes donde tenemos que trabajar primeramente en el empoderamiento básico. El empoderamiento es uno de los principios clave de Fair Trade, por ejemplo, sentirse escuchado y tener la oportunidad de hablar. Para promover el fortalecimiento y la igualdad de género en el lugar de trabajo, Fair Trade USA realiza encuestas con agricultores, trabajadores y pescadores en instalaciones certificadas. Las personas son entrevistadas en su lengua materna y por alguien del mismo sexo, con preguntas tales como:

  • En su opinión, ¿su supervisor lo/la respeta?
  • ¿La cooperativa se preocupa por vuestro beneficio?
  • ¿Ha compartido algún problema o sugerencia con el Fair Trade Committee en los últimos 12 meses?

Al crear una estructura que hace que la fuerza de trabajo se sienta escuchada y crea un espacio seguro para responder a estas preguntas de forma completa y franca, crea un entorno que nos permite descubrir problemas serios como acoso sexual y otras presiones sobre las mujeres que de lo contrario no aflorarían y no serían abordados.

 

Debemos celebrar el progreso donde y cuando lo veamos.

¿Cómo podemos ser optimistas sobre el futuro mientras las mujeres de todo el mundo fracasan repetidamente y de muchas maneras? Claro y sencillo, celebramos el progreso donde lo vemos. ¿El progreso encuentra más resistencia en algunas zonas del mundo que en otras? Sí. ¿Seguiremos esforzándonos para progresar? Absolutamente. Celebraremos el increíble ingenio de las mujeres en todas partes del mundo que nos inspiran a liderar, destacar y hacer frente a la igualdad de género —mujeres como Isabel Uriarte en Perú, que iniciaron el grupo de Café femenino, que ahora empodera a las mujeres agricultoras de café en más de 10 países. Las mujeres en las cooperativas en Colombia entrenan para roles profesionales como logística, agronomía, ventas comerciales y contabilidad, roles que no hace mucho tiempo estaban fuera del alcance de las mujeres. Del empoderamiento nace la confianza y de la confianza escuchamos la nueva voz de las mujeres, que representa la nueva perspectiva sobre la triple línea de responsabilidades económicas, sociales y medioambientales.


Anna Banks es directora de marketing en Fair Trade USA.

gerente, vice-presidenta y madre de dos hijos

Luz Medina, gerente de la planta de empaque en Del Cabo, transmite información a otros gerentes de producción a través del walkie-talkie. Luz, madre de dos hijos, vive en Ensenada y trabaja en Del Cabo desde 2001. Actualmente se desempeña como gerente de línea de la planta de empaque y vicepresidenta de su comité de Fair Trade. Ella dice: "Me gustaría ver centros de cuidado infantil en las plantas y granjas. A mí eso no me beneficiaría porque mis hijos son mayores, pero veo esto como una necesidad para muchas familias, especialmente aquellos que emigraron recientemente y no tienen aquí familia que los ayude. Además, al comprar nuestros tomates y pepinos usted puede contribuir con nuestros procesos para mejorar nuestras vidas. Todos ganan, ¿verdad?

Comité de comercio justo

S. Kalavathi (centro), es modista de overlock y presidenta de su Fair Trade Committee, en una asamblea general de trabajadores en Tirupur, India.

financiando lavadoras en Ecuador

Carmen Pucuji (derecha), una madre soltera de Cotopaxi, Ecuador, se encuentra con su hijo de 14 años junto a una lavadora comprada con Fondos de desarrollo comunitario de Fair Trade.
Carmen lleva 11 años trabajando en la industria de las flores. "Yo trabajo por mi hijo", dice ella. "Él es todo para mí".