Habichuelas con la certificación de Comercio Justo con mantequilla dorada y almendras tostadas

Crujientes habichuelas y rodajas de almendra, bañadas con mantequilla suavemente dorada. Delicioso guiso de habichuelas…

No hay absolutamente ningún plato que no se pueda mejorar con mantequilla y este acompañamiento para las fiestas de Stefan Moedritzer no es la excepción. Estas crujientes habichuelas y almendras tostadas con la temperatura perfecta y bañadas con ese elixir dorado son un acompañamiento liviano pero sabroso que se puede preparar en unos minutos. Hacer que tu familia coma verduras nunca fue tan fácil. Sírvelo en tu próxima reunión festiva y será un éxito, nadie extrañará el tradicional guiso de habichuelas verdes.

-ERR:REF-NOT-FOUND-

Ingredientes

  • 1 lb (454 g) de habichuelas verdes con la certificación de Comercio Justo (recortadas)
  • 1 paquete de mantequilla salada
  • ½ taza de almendras crudas en rodajas
  • 1 cda. de sal marina en láminas
  • ¼ taza de cebollín con la certificación de Comercio Justo picado irregularmente (opcional)

Instrucciones de preparación

  1. Precalentar el horno a 350 °F (177 °C). Distribuir las almendras uniformemente en una capa en una bandeja para hornear recubierta con papel de aluminio y tostar en el horno durante 3 a 6 minutos. Retirarlas cuando comiencen a dorarse (vigilarlas con atención porque pueden quemarse con rapidez) y transferirlas a un plato grande inmediatamente para frenar la cocción.
  2. En una olla grande, hervir agua con sal y llenar un bol grande con dos tazas de agua helada. Añadir las habichuelas verdes al agua en ebullición y hervir durante 3 minutos. Con unas pinzas, retirar las habichuelas verdes del agua hirviendo y transferirlas de inmediato al agua helada para frenar la cocción. 
  3. En una sartén mediana, derretir el paquete de manteca a fuego medio revolviendo constantemente. Continuar revolviendo a medida que la manteca se separe y se empiece a formar espuma (2 a 3 minutos). Continuar revolviendo hasta que la manteca comience a dorarse y desprenda un aroma a nuez (3 a 4 minutos). Una vez que la manteca esté totalmente dorada, retirarla del fuego, añadir las habichuelas verdes y ¼ taza de las almendras, y sacudir para que se cubran con la manteca.
  4. Transferir a una fuente para servir, adornar con el resto de las almendras y el cebollín, y espolvorear sal marina por encima. ¡Que lo disfrutes!