Nuestros seleccionados para un almuerzo de Comercio Justo

La vuelta a clases no solo se trata de tener un nuevo maestro y reencontrarse con viejos amigos. También se trata de aprender y descubrir cosas nuevas, dedicarse a los intereses viejos y cultivar los nuevos. Se trata de dar a nuestros hijos los recursos que necesitan para convertirse en miembros compasivos y exitosos de la comunidad mundial.

La buena noticia es que puedes ponerlos en este camino simplemente al prepararles el almuerzo. Cuando llenas la lonchera de tus hijos de deliciosos alimentos que tienen el sello de Comercio Justo, no solo te estás asegurando de que tengan la energía suficiente para aprovechar al máximo cada clase, sino que también estás ayudando a suministrar alimentos, mochilas y educación a los hijos de productores de todo el mundo.

  • Cuadrados de avena y chocolate Cascadian Farm

  • Té de frambuesa orgánico Honest Tea

  • Barrita de mantequilla de maní y chips de chocolate Larabar

  • Barras de granola Kashi

  • Bocaditos crujientes de quinua y chocolate amargo Unreal

  • Pececitos orgánicos de Wholesome